El Lago Titicaca está ubicado por la extensión entre la frontera de Perú y Bolivia, en la cordillera de los Andes, famoso por ser uno de los lados más grandes de toda Sudamérica y el cuerpo de agua navegable más alto del mundo entero. Se rumorea que es la cuna de los antiguos incas y cuenta con varias ruinas. Sus aguas son extremadamente conocidas por ser tranquilas y dar un reflejo brillante a sus visitantes. En sus alrededores, se encuentra ubicada la Reversa Nacional del Titicaca que alberga miles de especies acuáticas poco comunes a los ojos humanos.

¿Qué tiene de especial el lago Titicaca?

Este lago trata, probablemente, de uno de los lugares con más historia en todo el mundo, como casi todas las localizaciones que se encuentran en el Perú. Este sitio es especial porque en sus aguas se halla una isla legendaria, la Isla del Sol. Desde allí partieron Manco Cápac y Mamá Ocllo, obedeciendo así órdenes de su padre, el Dios Sol, en búsqueda del lugar idóneo donde fundar la ciudad que tanto deseaba fuera el centro del proceso civilizador del mundo.

 

Manco Cápac y Mamá Ocllo, durante su viaje, fundaron la ciudad de Cuzco tras introducir en la tierra de ese valle la barra de oro que su padre les entregó al partir en la Isla del Sol. Por tal origen, esta isla está considerada el origen divino de la civilización inca, por lo que se cuenta en las historias como algo sagrado. No puedes perderte visitar este sitio tan conocido y mundialmente famoso, no gastarás mucho dinero y será una experiencia totalmente inolvidable para ti.

 

Goza de las playas

Podrás ver las playas y gozar de los paisajes. Debes visitar Titicaca para maravillarse con la vista a sus aguas y sus tierras, hasta las islas de los Uros poder unos asombrosos paisajes que luego de darles un vistazo, no podrás borrar de tu memoria por ninguna circunstancia.

Hechos históricos

Conéctate con la historia sudamericana. Siendo un lago considerado como sagrado por sus habitantes actuales tanto como por los Incas, merece un increíble respeto y veneración. Ya que allí fue el nacimiento de su gran imperio. Y tú, podrás visitarlo y conocer más de la historia sin ningún límite.

 

Aymara y Quechua

Comparte con los pueblos Aymara y Quechua. A lo largo del camino a este maravilloso destino, atravesarán distintas pequeñas islas donde aún se encuentran establecidos algunos pueblos antiguos. Visítalas y maravíllate con su cultura.

 

Disfruta de sus tradiciones

Diviértete disfrutando la vista del gran despliegue del folclore. Siendo Puno la capital del folclore en Perú, podrás disfrutar un sinfín de bailes tradicionales peruanos, presentados por sus propios habitantes. ¿Y quién sabe si hasta podrías unirte?

 

Aprovecha las maravillas de experiencias que podrás llevarte al visitar el lago Titicaca, todo entre vistas hermosas, gente calurosa que te demuestra sus costumbres para que te lleves una buena reseña de su pueblo, además de otras cosas qué vivir en un sitio tan maravilloso. Sin duda, el lago Titicaca es un destino que no puede faltar en tu lista cuando vayas al Perú.