Recomendamos encarecidamente viajar solo con equipaje de mano. Hace que tu experiencia de viaje sea más fácil de muchas maneras. No hay forma de que la aerolínea pueda perder tu equipaje, no te sentirás agobiado por las maletas pesadas y no tendrás que lidiar con costosas tarifas del equipaje facturado. Sin embargo, si necesitas llevar muchas cosas no queda más remedio que usar también una maleta convencional.

Pero ¿Qué debes llevar siempre en tu equipaje de vuelo?

1.- Guarda cualquier documento que creas necesitar

Por supuesto, manten tu billetera, pasaporte y boletos de avión fuera de tu maleta. Además, si tienes boletos físicos (para viajes en tren o eventos como ballet o deportes), una invitación con dirección en ella o cualquier otro documento sin contrapartida digital, guárdalo todo en tu bolso de mano.

2.- Artículos de higiene y tocador

Los largos días de viaje significan que no hay ducha y por lo tanto pueden hacer que te sientas sucio e incómodo. Definitivamente necesitaras llevarte artículos que te mantengan fresco. Por ejemplo, un antibacterial (No es noticia que los aviones estén cubiertos de bacterias), toallitas húmedas, toallitas intimas (si eres mujer), mentas o chicles (para el zumbido molesto del avión) un desodorante, crema y un cepillo de dientes.

Asimismo, nunca olvides el papel higiénico y llevarte unos pañuelos para la nariz por si acaso.

3.- Uno que otro par de prendas de ropa

Siempre debes asegurarte de llevar lo esencial para sentirte cómodo y por supuesto, luciendo lo mejor posible. Zapatos, suéter o un cárdigan de esos que son elegantes, un gorro o pañuelo, etc. Ah, y nunca está de más tener un par de prendas íntimas y una camiseta extra.

4.- Productos para mantener tu cuerpo hidratado

Los aviones tienen una humedad muy baja, por lo que es importante mantener la piel y el cuerpo hidratados. Siempre será necesario llevar una botella de agua reutilizable. Además, la mayoría de los aeropuertos tienen estaciones de llenado de botellas de agua, y los asistentes siempre llenarán tu botella si lo solicitas. Tampoco están mal un bálsamo labial, crema hidratante o aceite de coco para usarlo en las manos. La fragancia también es agradable.

5.- Trae cosas para entretenerte y sentirte cómodo

Los vuelos pueden ser realmente aburridos, incluso si tienes alguien con quien hablar. Algo de música y un libro ayudará a que el tiempo pase rápido. O si viajas con una computadora portátil o un iPad, asegúrate de tener algunas películas descargadas para verlas en el avión.

También puedes llevar algunos bocadillos, ya sea algo preparado en tu casa o comprado en el aeropuerto. Muchas líneas aéreas ya no te dan comida en vuelos nacionales. E incluso en vuelos donde sí te alimentan, la comida nunca es realmente buena. Tener algo para comer que sabes que te gusta te ayudará a pasar el vuelo.

Por último, prepárate con una almohadilla para el cuello, una máscara de ojos al dormir y unos tampones suaves para los oídos (para evitar escuchar ronquidos y demás sonidos)